miércoles, 15 de julio de 2009

No se puede ser paciente cuando asesinas al pueblo

Por: César Velasco
Fecha de publicación: 15/07/09


Al parecer la “paciencia” en estos días es la dosis política que quieren dar a Honduras, como medicamento para “calmar” el grito de resistencia popular de este pueblo que todo los días desde el nefasto Golpe de Estado del 28 de junio, sale a la calles exigiendo el regreso de su Presidente Constitucional Manuel Zelaya.

La dosis diaria a partir de las declaraciones del portavoz del Departamento de Estado Lan Kelly, representante del Imperio y las recomendaciones dada por el presidente de Costa Rica Oscar Arias, representante de los pitiyanquis que solamente repiten lo que su amo les dice, es fácil de recordar: dos pastillas de hipocresía son las que recomienda el Imperio Yanqui, PACIENCIA Y MÁS PACIENCIA.

Buscando y leyendo en Internet, me arme de paciencia para poder entender, está nueva estrategia de los Halcones del Imperio Yanqui, de darle más tiempo al asesino para que el crimen se ha olvidado. Me encontré con una frase anónima que me explicó claramente porque la recomendación de pedirle al Presidente Zelaya, una dosis de paciencia “Siéntate pacientemente junto al río, y verás pasar flotando el cadáver de tu enemigo”.

Como anillo al dedo está esa frase. Un medicamento que desean suministrar a Honduras, para darle más tiempo al gobierno asesino de Roberto Micheletti y poder ver como pasa flotando el cadáver político de Manuel Zelaya, de ver como pasa también flotando el sueño de patria que hace 200 años Francisco Morazán, quiso darle a Centroamérica y hoy renace por toda la patria grande.

Por eso no todos los medicamentos son la salvación y muchos menos cuando vienen de laboratorios podridos como los del Imperio Yanqui, es triste ver como la hipocresía se hace evidente en la cara del presidente Oscar Arias. Hermanos centroamericanos como este señor no creo que los pueblos quieran, grande le quedó aquel Premio Nobel de la Paz que le fue otorgado en 1987. La paciencia ya no es la solución para los pueblos de Latinoamérica, cuando ven como son burlados por los poderosos.

Paciencia ya tuvimos, muchísima paciencia. 500 años de explotación y genocidio contra nuestros pueblos de América Latina es suficiente. Con su cinismo de siempre el Imperio Yanqui y sus lacayos se presentan hoy, cuando hablan de tener paciencia. Con los asesinos no se puede tener paciencia, Con los que venden a la patria. La paciencia no entra en el debate.

Si deseas la paciencia de los pueblos, Imperio asesino aleja tu bota yanqui de los países de la América Latina, sino serán los pueblos alzados y unidos los que te sacaremos a patada y te diremos a gritos lárgate con tu paciencia porque estamos hartos de tu presencia que sólo deja sangre y pobreza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada