martes, 7 de julio de 2009

Una mirada desde alla...

El porque de lo que pasa en Honduras
Las oligarquías burguesas desde más de dos siglos han contado con el respaldo del imperialismo norteamericano por que en esencia tienen intereses comunes, son burgueses y capitalistas, su sistema es opuesto a los intereses de libertad, de paz y de justicia social que demandan los pobres del mundo.
Con sus políticas económicas y sociales demuestran un total desprecio por la mayoría de las clases sociales, las oligarquías y sus gobiernos serviles y el imperialismo se han alineado en una confrontación contra los movimientos populares y liberadores de los pueblos del mundo que exigen democracia participativa y cambios económicos y sociales que saquen de la miseria a millones de marginados.
El aislamiento político y la quiebra financiera han puesto al imperialismo a la defensiva y pese a su poderío militar en decadencia muestra signos contradictorios de control.
Todos estos elementos han contribuido a que varios países se vayan alejando de la influencia del imperio eligiendo gobiernos democráticos que permitan los cambios a favor de los más pobres.
A la delantera fue cuba, le siguió Venezuela, Bolivia, ecuador, argentina, Brasil, y Paraguay, y recientemente en Centro America están arribando nuevos gobiernos con simpatía popular, en nicaragua, Guatemala, honduras y el salvador.
Pero a la vez se fortalece la oposición desesperada de las burguesías oligarcas nacionales que ven en arribo de estos gobiernos democráticos una amenaza a sus intereses, y perdida de privilegios incondicionales de los que han gozado por 200 años a expensas y en detrimento de nuestros pueblos.
De lo que son capaces las fuerzas de derecha de sobra lo sabemos: golpes de estado, dictaduras sanguinarias, escuadrones de la muerte, impunidad, evasión de impuestos, robo y venta de propiedades del estado, corrupción de las fuerzas armadas y cuerpos policiales, alianza con el crimen organizado y el narcotráfico, etc.
Los estados unidos en un intento por recuperar la simpatía internacional, deteriorada por guerras injustificadas, genocidios y violaciones a los derechos humanos en el mundo, como también por la culpabilidad del capitalismo en la crisis económica mundial, a través del presidente Obama, viene prometiendo cambios y respeto a la voluntad de los pueblos, apertura de dialogo con gobiernos a los cuales han irrespetado durante décadas.
Pero no nos olvidemos que el gobierno de los estados unidos esta establecido sobre el mismo sistema imperial que le sirve de base de supervivencia y que lo han sostenido y fortalecido gobiernos recién pasados como: Kennedy, Nixon, Reagan, Bush 1. Clinton, y Bush w.
Por lo que en esencia la retórica y los gestos son incapaces de cambiar las estructuras y las practicas institucionalizadas del imperialismo. No hay que olvidar que una cosa son los discursos presidenciales y otra cosa son las practicas de las estructuras del gobierno. Recordemos Hiroshima, Nagasaki, Vietnam, el embargo de medio siglo contra cuba, el asesinato del presidente democrático Dr. Salvador allende en chile, solo para mencionar unas pocas atrocidades de las que aun se sienten orgullosos.
La situación política y económica internacional y los cambios que se desarrollan en el mundo impiden el descarado intervencionismo del imperio en la vida de los países latinoamericanos, pero eso no impide que el viejo aparataje de intervención que aun sigue intacto y sigue operando secretamente y con los mismos objetivos. Son los que con o sin la aprobación de presidente de los estados unidos, están apoyando a conspiradores de magnicidios, de golpes de estado y que avalan la permanencia de personajes corruptos y comprometidos con las oligarquías en las estructuras de los gobiernos democráticos para impedir los cambios estructurales a favor de los pueblos y asaltar el poder y revertir los cambios democráticos que frágilmente se están desarrollando en nuestros países.
La democracia burguesa esta diseñada para garantizar el bienestar de los poderosos por lo que nuestros pueblos se ven en la necesidad de transformar esa democracia através del mismo sistema legal en una democracia participativa o sea en una democracia verdadera.
Lo que en este preciso momento esta sucediendo en honduras, es una lección para el pueblo y gobierno salvadoreño de que si no se fortalecen las organizaciones populares y no se limpia las estructuras de poder burgués, y las armas sigan en manos de militares mediocres que por siempre han sido servidores de los intereses de las burguesías corruptas, el peligro esta latente como el cáncer oculto pero activo, maquinando y conspirando contra nuestros pueblos.
El golpe de estado en honduras contra el presidente Manuel Zelaya es un golpe contra la democracia en el continente. Y aunque la condena internacional no se hará esperar, solo el pueblo hondureño organizado lograra revertir los intentos de la oligarquía hondureña y el imperialismo. Solidarizarnos con el pueblo hondureño es prevenir lo que nos puede pasar en el salvador. Razón tiene un compañero que dice que cuado la casa de tu vecino esta en llamas, mas vale que remojes la tuya.

J. Guevara junio 26 del 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada