Hondureños huyen por montañas de el Paraiso